Reiniciar contraseña

Búsqueda Avanzada
Tus resultados de búsqueda

Alquilar casas en Málaga evitando las averías del lugar

Al alquilar casas en Málaga no son pocas los argumentos o reuniones entre propietario e inquilino sobre quién debe asumir los costes de una reparación o reforma del lugar. Diferentes leyes disponen que el dueño esté obligado a realizar los arreglos necesarios para conservar la vivienda “en condiciones de habitabilidad”. El inquilino o habitante cuenta, por su parte, con la responsabilidad de avisar al arrendador sobre la necesidad de reparaciones a la mayor brevedad.

Alquilar casas en Málaga

Alquilar casas en Málaga

En cualquier caso, conviene analizar y estudiar la causa y la importancia del desperfecto con sentido común. Si el usuario o habitante rompe algún vidrio, ventana o el pomo de una puerta, deberá asumir el coste de estas pequeñas reparaciones, debidas a una actuación imprudente o desarmada. Analizamos algunas averías frecuentes en viviendas que suelen hacerse al alquilar casas en Málaga.

Averías frecuentes al alquilar casas en Málaga:

Grifos y cisternas que pierden agua. El responsable de la reparación es el arrendador o dueño de la propiedad, pero se recomienda a los inquilinos que soliciten la ayuda de un profesional para solucionarlo porque la factura del agua es responsabilidad del arrendatario y seguirá creciendo mientras espera una solución. Otra de las incidencias frecuentes es el atasco. Si al desatascar, el profesional detecta un uso incorrecto, el inquilino deberá hacerse cargo.

Alquilar casas rurales en Málaga

Alquilar casas rurales en Málaga

Averías en el termo. Reparar un termo eléctrico suele suponer alrededor de 70 euros y si hubiese que sustituir el aparato, el coste ascendería hasta los 300, siendo el propietario el responsable de abonar la factura.

Mal funcionamiento de electrodomésticos. El 4% de las incidencias en el hogar se deben a esto. Un correcto mantenimiento evitará futuras reparaciones en las que el arrendador podría desembolsar en torno a unos 150 euros.

Arreglos de bricolaje. Son pequeñas tareas ocasionadas por el uso de las instalaciones y de las que debe hacerse cargo el inquilino.